21/3/11

LA FUENTE DE VALDEGATOS

Una de las numerosas fuentes que brotan por el territorio de Villa del Prado, muy rico en manantiales al estar justo en una zona de bajada de aguas desde los montes del norte hacia el Alberche en el sur; es la Fuente de Valdegatos. Ésta fuente se halla en un paraje natural al Oeste del pueblo, en el mismo borde de la carretera que conduce a Cadalso de los Vidrios, en donde comienzan las cuestas que suben hacia la urbanización de El Encinar del Alberche. La fuente de Valdegatos ha sido durante siglos una de las más importantes de Villa del Prado en cuanto a su utilización. La fama de sus aguas ha sido siempre indiscutidamente buena, y numerosos vecinos del pueblo acudían a recogerlas con botijos, cántaros, etc., aprovechando de paso un hermoso paseo por el borde de la carretera.

A pesar de la implantación del agua corriente en las viviendas del municipio, la tradición de coger agua de Valdegatos prosiguió durante varias décadas y se mantuvo de forma habitual hasta la década de 1980. Desde entonces la fuente cayó en cierto desuso y posteriormente, sobre comienzos de los 90 se reparó y se hizo un pequeño área de descanso natural a su alrededor. Recientemente, entre finales de 2010 y comienzos de 2011 la querida fuente ha sido objeto de una nueva restauración más profunda que la ha devuelto su esplendor.

Fuente de valdegatos y su entorno natural
La fuente tiene, estructuralmente, la típica configuración de las fuentes rurales pradeñas: una cavidad en el suelo a la que se ha de bajar por unas escalerillas, con un orificio en el fondo por el que brota el agua natural del manantial. La obra se halla coronada por un frontón en su parte superior. A su alrededor hoy en dia podemos disfrutar de una pequeña zona de descanso natural, flanqueada por la carretera, que discreta y montaraz; no desmerece en absoluto la belleza del lugar. Se halla éste área adornada por unos jóvenes árboles plátanos colocados en línea, y junto a ellos un pequeño y antiguo banco de piedra traido desde el casco urbano del pueblo.

En cuanto al entorno general de la fuente y su área, es totalmente natural, rodeado de pequeños matorrales de tomillo, jara y chaparros de encina; y en tiempo húmedo, numerosa hierba verde producida por las pequeñas corrientes que bañan los suelos de Valdegatos. Ya se puede, pues, recuperar la tradición de marchar por las tardes a Valdegatos, convirtiéndose en el típico paseo de orilla de carretera que en tantos pueblos permanece aún; lógicamente hoy en dia con las debidas precauciones de peatones y tráfico que requiere; para disfrutar de nuevo de ésta parte del patrimonio popular pradeño, y cómo no, de la naturaleza que lo rodea.

Juan Durán

No hay comentarios:

Publicar un comentario