12/12/07

DOÑA EMMA GONZÁLEZ TABLADA


En el año 2006, doña Emma González Tablada, que fue maestra de la escuela de Villa del Prado entre 1954 y 1976, cumplió cien años. Hoy en día es frecuente verla paseando o tomando un refresco por el pueblo en compañía de su hija. Doña Emma posee grandes energías, lucidez y una muy buena agilidad tanto física como espiritual para su edad. En los dias en que se celebró su centenario narraba perfectamente y reía recordando, numerosas anécdotas de su vida. Se le han hecho homenajes por parte del ayuntamiento, con la inauguración de una placa en su honor en el colegio público de Villa del Prado. También recibió homenajes por parte de la Asociación de Mujeres del pueblo y un libro de firmas dedicado por sus ex alumnos y paisanos. Los actuales alumnos del colegio también le regalaron un diploma a la que fue profesora de sus padres, y probablemente con respecto a los más pequeños, sería incluso profesora de algún abuelo. En su casa recibió las visitas, regalos y llamadas de numerosos amigos también compañeras de profesión más jóvenes que ella, que hacia 1976 tuvieron el honor de compartir con doña Emma el profesorado del colegio cuando ellas empezaban y ella se jubilaba. El autor de éste artículo regaló a doña Emma un ejemplar de su libro "Villa del Prado, historia, cultura, anécdotas, gastronomía, cancionero, datos". Todos felicitaron a la veterana profesora y ella según sus propias palabras se ha llenado de ilusión, de fuerza y de alegría en éste año. La alegría alarga la vida y desde villadelprado.blogia.com, deseamos a doña Emma siga viviendo con ésta gran fuerza el resto de su vida.

Foto: (Fragmento): Boletín Plaza Mayor, Ayto. de Villa del Prado

RESEÑA BIOGRÁFICA DE Dª EMMA GONZÁLEZ TABLADA

Dª Emma González Tablada nació en Madrid en 1906. Estudió magisterio en Valladolid y tras obtener su título ejerció como maestra interina en Casavieja (Ávila) y posteriormente en el colegio de Santa María de la Cabeza en Madrid. En el verano de 1936 se encontraba de vacaciones en Portugal y estalla la guerra civil y regresó rápidamente a España para no perder la plaza de maestra y finalmente se la destinó en Lucillo (León). En 1937 fue destinada a Benlloch (Castellón) donde ejerció hasta 1954. Posteriormente pide traslado a Madrid y llega a Villa del Prado donde quedó definitivamente ejerciendo de maestra hasta 1976 en que se jubiló, quedándose definitivamente a vivir en el pueblo.

Por Juan Durán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada