12/12/07

TRADICIÓN PRADEÑA SOBRE DON ÁLVARO DE LUNA









En el siglo XV, D. Álvaro de Luna, condestable de Castilla tenía a Villa del Prado entre sus innumerables posesiones. Es curioso que pasados más de 500 años desde aquellos días, los pradeños hayan mantenido de boca en boca hasta hoy el recuerdo de aquello, pues hasta nuestros días todos han sabido perfectamente cuál era la casa donde vivió D. Álvaro, y además dicen que el conde cometía muchos abusos con la gente del pueblo, todo ello sin haber leído pruebas documentales o libros de la historia, lo cual indica que ésto se ha venido contando de generación en generación de forma oral. Se cuenta que cuando había alguna ejecución pública o escarmiento, éste se hacía en la Picota que había junto al camino de La Torre, y que D. Álvaro se asomaba a una ventana que había y hay sobre la portada del arco del que fue su palacio para ver dichas ejecuciones, pues la picota, que según cuenta ésta tradición, se utilizaba también de horca, estaba en línea recta con el palacio. Los abusos a que se refiere ésta tradición, quizá se refieran a los excesivos impuestos con que se oprimía a los habitantes del pueblo.

Para más información: Enlace a "callesvilladelprado.blogia.com", donde se explica el significado de la calle Álvaro de Luna:

(c) Juan Durán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada