11/3/10

LA FUENTE DEL REOLLO

La fuente del Reollo; (también hay quien escribe Rehoyo), forma parte del rico conjunto de fuentes históricas que a lo largo de décadas y siglos han surtido de agua las necesidades del municipio. Ha sido restaurada en éste año de 2010, y gracias a ello se puede disfrutar de nuevo de su existencia y entorno. Hace ya varias décadas que dejó de utilizarse, y su falta de uso y situación al borde de un arroyo produjo que se derrumbase parcialmente su estructura y se cubriese de maleza y barro. La Fuente del Reollo se haya situada junto al arroyo de los Parrales, en un entorno natural muy interesante al sureste del pueblo, formado por una campiña  atravesada por todos los arroyos que bajan de los montes al norte del pueblo. Ésto provoca que la zona sea rica en aguas, buena para huertos y viñas. En ésta zona del municipio pueden observarse además de las clásicas encinas, una buena variedad de árboles autóctonos de hoja caduca. 

La campiña de ésta zona es en general llana, pero al estar atravesada por los mencionados arroyos, se forman en muchos puntos pequeños barrancos y "vallejos" que hacen del conjunto una zona de frecuentes relieves irregulares y pronunciadas cuestas arriba y abajo. A la orilla del arroyo de los Parrales; muy rica en vegetación, cañas, arbustos, zarzas y hierbas naturales, nos encontramos al final de un camino, con la fuente del Reollo. Su configuración es la típica de muchas fuentes rurales pradeñas: una construcción con una fachada en la que se abre una ventanilla o agujero por donde se recoge el agua, y la parte baja de la edificación es un hondo al que se baja por unas escalerillas. 

En el interior de la construcción, detras de la ventanilla hay una cámara o hueco donde se acumula el agua que se quiere coger, al igual que en la fuente del "Turco". El agua llega hasta allí a través de un pequeño túnel de ladrillo el cual llega hasta un pozo cercano. Cuando el agua del pozo rebosa hasta el punto necesario, circula por ése túnel y llega así hasta la fuente. Como pueden verse en las fotos (que nadie piense que un servidor ha quitado la tapa al pozo para fotografiarlo, sino que la foto está hecha a través del agujero que hay en la tapadera), el interior del pozo se llena del agua natural que mana del mismo suelo. La cercanía al arroyo es importante para que el pozo esté bien provisto de agua constantemente y alimente la fuente. La fuente se halla protegida del borde del arroyo por un muro de piedra en el cual hay una inscripción que dice "año 1908" y las iniciales "E. V." No sabemos si corresponde ésta fecha a la construcción de la fuente o a una reparación o arreglo. la fuente del Reollo aparece en una coplilla que se cantaba en Villa del Prado en tiempos antiguos que decía:

"Ya no va la niña a por agua a la fuente,
ya no va la niña ya no va la gente,
ya no va la niña a por agua al Reollo,
ya no va la niña ya no tiene novio"

Una vez restaurada ésta fuente histórica podemos disfrutarla de nuevo así como de su entorno natural.

Juan Durán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada