6/2/08

EL PUENTE CANTO

Situado al noreste del pueblo, Se encontraba un pequeño puente de un solo ojo que llevaba construído desde tiempo inmemorial. Tanto que la gente de Villa del Prado comenzó a decir por tradición que era un puente romano, aunque el profesor Alejandro Peris opina que es más bien un puente medieval muy viejo, quizá mas viejo que el propio pueblo; cosa que ocurriría en ambos casos. Le llamaban el Puente Canto, seguramente a causa de que estaba hecho de piedras irregulares. El puente servía para cruzar el arroyo de Los Parrales, cerca de la fuente de Picañejo y sobre él pasaba la antigua carretera ó camino que conducía a Navalcarnero y Madrid. Al hacerse la actual carretera hacia 1860, el puente quedó aislado, sirviendo únicamente como paso a tierras de labor. La estructura del puente constaba de impostas o jambas (laterales) hechas de sillares de granito y su relleno interior, de hormigón de cantos rodados. Su único ojo estaba formado por un amplio arco ojival y el paso superior, en forma de cuesta cuya cumbre era la piedra clave o central del arco. El puente carecía de barandillas o pretiles. Falto de cuidados, de mantenimiento y del interés necesario; se derrumbó tristemente en el año 1975. Actualmente solo quedan las jambas laterales, los arranques del arco; y las dovelas de dicho arco yacen en el fondo del arroyo.

Juan Durán
Foto antigua: Cortesía familia Corral, Foto actual, archivo del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada